Pintura dulce

En clase hemos utilizado la técnica de la pintura dulce. Se trata simplemente de añadir azúcar en un envase con agua. Se remueve bien y después ya se pueden mojar las tizas de colores y ¡a pintar! Se presupone que el agua al secarse, hace que cristalice el azúcar dando más brillo a los colores.

¿Quieres comentar?

Publicar un comentario

Ir Arriba